Massa, ¿el candidato geek?

'Get Lucky'. Massa apunta a ser el candidato de las Redes Sociales.
‘Get Lucky’. Massa apunta a ser el candidato de las Redes Sociales. Foto: Clarín

Sergio Massa parece decidido a ser el candidato geek de esta campaña; intentando quizás imitar las estrategias obamistas para reclutar, viralizar y evangelizar. Mediante, por ejemplo, la utilización de videos y canciones de moda, su muy publicitada adhesión a “los tiempos” de las Redes Sociales, etcétera, se busca tal vez perfilarlo como el candidato “de lo nuevo”, el Político ya “embebido” en las tramas cognoscitivas y emocionales de los nativos digitales.

No es una mala idea. Sin embargo, desde #BASAT nos interesa comentar algunas observaciones. En primer lugar, el engagement –o compromiso de los usuarios para con la figura en cuestión– va más allá de lo virtual: se trata de redes reales, relaciones que se cultivan sutil e insistentemente (vs. una sucesión estática de posteos, por ejemplo, que es lo más habitual en los políticos de estas latitudes). Los temas que han de tratarse en los encuentros (reales o virtuales, con seguidores ídem) han de ser relevantes, y deben tratarse con una actitud profunda, sensible y reflexiva. Obama, por ejemplo, al reunirse con los “tumblreros”, no evadió preguntas respecto a los asesinatos masivos en escuelas y universidades, las fallas de su gestión, las políticas de control de armas y la necesidad de un cambio cultural para que ello suceda.

Obama y el bloguero
Obama y el bloguero

En otras palabras, ser capaz de seguir el pulso socialmediático no es sólo una cuestión de instantaneidad, sino fundamentalmente de estrategia. Como se ve, tanto el tema como el tono son los factores primordiales aquí, es decir, el CONTENIDO. El contenido sigue siendo el rey; y, volviendo a nuestros políticos, en este aspecto Cristina Fernández lleva aún la delantera. Si bien su modelo de comunicación digital sigue imitando el tradicional (unidireccional jakobsoniano), donde ella es la emisora y los receptores son pasivos (sí: comentan, comparten, pero no se establece realmente un diálogo “simétrico”), su contenido sigue siendo por lejos el más consistente, el más profundo y el más rico.

En este sentido, podemos agregar que el candidato K, cualquiera sea, tiene que subir el perfil en las Redes Sociales, realmente entrar a jugar en ese terreno, y asimismo debería saltar el “cerco mediático” (Boudou ya demostró que eso es posible). Debe ampliar su espectro de temas, animarse a abordarlos con seguridad y consistencia, permitirse ser reflexivo y accesible y, sobre todo, auténtico. Y no porque lo haga Obama, Dilma o el Papa: porque, simplemente, son las nuevas reglas del juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s