Adiós, Focus Groups

Nissan y su Proyecto 370Z, creado a partir de la captura de demandas de los usuarios de las Redes Sociales
Nissan y su Proyecto 370Z, creado a partir de la captura de demandas de los usuarios de las Redes Sociales

Leemos:
Las épocas doradas de los focus groups parecen haber llegado a su fin en manos de su verdugo: las redes sociales. El feedback constante entre empresas y usuarios o clientes que generan Facebook, Twitter, Pinterest –sólo por mencionar algunas de las redes más relevantes- son la fuente de información más preciada que se utiliza para crear nuevos productos, mejorar los existentes o tomar decisiones comerciales.

El focus group, o grupo focal de discusión, es una técnica cualitativa que sirve para realizar estudios de opiniones o actitudes de un público determinado. Un moderador realiza una serie de preguntas a un grupo de entre 6 y 12 personas y enfoca la conversación hacia el tema de estudio. Las empresas lo utilizan para conocer la aceptación –o no- de un producto e identificar sus fortalezas y debilidades para poder mejorarlo.

Sin embargo, en la actualidad las grandes compañías descubrieron una nueva forma de conocer la opinión de sus clientes: ahora rastrean los comentarios en las redes sociales y en foros de debate en busca de los gustos e intereses de los consumidores.

En un informe de la consultora de desarrollo de productos Kalypso, se destaca que las empresas que aprovecharon las redes sociales para crear nuevos productos, lograron acotar los tiempos para llegar al mercado y redujeron, de esta forma, los costos de desarrollo. Además, mejoraron los ritmos de aceptación por parte de los consumidores: una participación del mercado elevada alrededor del 6% e ingresos provenientes de esos productos 5% superiores, según informa el Cronista.com.

En el mismo artículo, el director de marketing de ExactTarget Marketing Cloud, Michael Lazerow, asegura que “es el fin de los focus groups tal como lo conocemos” y agrega: “Ahora son colaborativos, un conversación constante entre la compañía y sus clientes”. “El desafío es convertir las ideas surgidas de millones de fuentes en productos para vender”, concluyó.

Un estudio realizado por Ernst & Young van un poco más allá. En ellos se afirma que, para las compañías con ingresos superiores a los 1.000 millones de dólares, con las redes sociales ahora el control de las marcas pasó a los consumidores.

Una decisión global e interactiva

En los últimos años vimos como las empresas se sumergieron al mundo web para promocionar sus productos o servicios o bien para instalar su marca. Ahora, descubrieron otra faceta a exprimir en las redes sociales: la de la colaboración abierta o “crowdsourcing”.

Así cómo Unilever realizó un concurso de sopas por Facebook para luego sacarla al mercado; General Mills se deshizo del jarabe de maíz de alta fructosa de su línea de yogures Yoplait por los comentarios negativos que llegaron a través de los medios sociales; y Nissan lanzó el Proyecto 370Z, un auto diseñado bajo el concepto crowdsourcing en el que desde las comunidades virtuales se decidió, incluso, detalles sobre el motor, la suspensión y las llantas, entre otras tantas características esenciales.

Un comentario en “Adiós, Focus Groups

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s