House of Cards: educando al soberano

Frank "Realpolitik" Underwood
Frank “Realpolitik” Underwood

El fin justifica los medios. Todos los medios. Cualquier medio.
El amor es para bobos, lo esencial es la confianza.
La dignidad es la medida del rédito: no hay vergüenza mientras exista una ganancia.
A los tibios los vomita Dios, y Frank también.
¿La felicidad? Una cursilería, diría Claire. Lo importante es la satisfacción.
En fin: no hay lugar para neuróticos posmodernos en DC. (Eso se lo dejamos a Nueva York).

Todas estas cosas nos dejó en claro –bueno: nos sopapeó en la cara– Kevin Spacey durante la primera temporada.

La segunda temporada va directamente al grano: ¿cuál es la agenda del gobierno para 2014 y por qué el ciudadano de a pie debería interesarse?

Ya en la primera temporada hicieron un ensayo con el asunto del Congreso trabado, acusando la intransigencia de los republicanos y la inoperancia de los demócratas. Se ve que tuvo buena recepción, porque en la segunda temporada se tocan muchos temas de la política real de EEUU, específicamente de la agenda de la Administración Obama. Por nombrar algunos ejemplos:

– Los delitos sexuales en las fuerzas armadas;
– La crisis energética y sus posibles soluciones (desmonopolizar y ampliar la red nuclear);
– El Presidente, que es un niño bien de las Ivy League, es tan inseguro y falible como cualquiera de nosotros. El poder, el poder real, también está en las sombras.
– Los lobbies, es decir, las presiones de las empresas –nacionales y multinacionales– son tanto o más fuertes que el poder político.
– La relación entre Estados Unidos y China.

No hay dudas: la estrategia didáctica y pedagógica del poder político en Estados Unidos está mediatizada por una red de narrativas, muchas de ellas de ficción (desde Scandal, The Newsroom, hasta Batman, Glee y La Ley y el Orden), que atraviesan los distintos estratos de consumo cultural, complementan los discursos directos y se entretejen eficazmente para acompasar los tiempos políticos con los tiempos muertos de sus ciudadanos. Fenomenal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s